La marca personal, elemento clave de los negocios actuales

¿Tienes una empresa, o estás iniciando un nuevo proyecto profesional? ¿Sabes qué es una marca personal, y todo lo que te puede aportar a tu negocio?
Si no lo sabes, sigue leyendo, y descubre todo lo puedes conseguir trabajando tu marca!

Una marca personal no es sólo tener una página web chula, unas fotos bonitas, un logo y una lista de servicios. Una marca personal es aquella que une tus servicios con tu forma de ser, creando una experiencia única para el cliente, y una diferenciación clara con la competencia.
Para tener una marca personal bien trabajada, hay un trabajo previo de análisis, crítica y reflexión, para después poder desarrollar una marca sólida, estéticamente potente y económicamente rentable.


Algunos de los puntos fuertes de tener una marca personal bien definida son:

El potencial cliente se acordará de ti


A quién recordará antes un cliente: ¿a una empresa que tiene una web poco trabajada y nada detallista, o en una empresa que tiene una web gráficamente divertida, cercana e interactiva?
Si tienes una carta de presentación agradable y potente, es mucho más probable que el cliente recuerde lo que le ofreces.

Ganarás prestigio


No se tu, pero yo, antes de contratar un servicio siempre busco información sobre la empresa en cuestión, críticas, opiniones, trabajos realizados, etc… Tú también, ¿verdad?
Trabajar tu propia marca personal te permitirá adelantarte, y tener una carta de presentación bien preparada para todos estos casos.
Además, el ser humano tiende a consumir por impulsos y emociones. Si tienes la página web, las redes, y todas las plataformas para las que puede acceder tu potencial cliente, trabajadas, ganarás prestigio, y probablemente, un nuevo cliente.

Te diferenciarás de la competencia


Hoy día, ofrecer un servicio presencial agradable al cliente, no es suficiente. Por eso, tu “carta de presentación” debe estar trabajada tanto digitalmente, como presencialmente. Esto hará que el potencial cliente te pueda diferenciar del resto de tus competidores, ofreciéndole una forma de hacer única y personal, desde la misma página web o redes sociales, hasta el trato en directo.

Atraerás tu cliente objetivo con más facilidad


Definir una marca personal te ayudará a enfocarte a un cliente en concreto, evitando perder tiempo y recursos en clientes equivocados. Con ésta, te centrarás en tu cliente objetivo, y te permitirá llegar mucho mejor a él.

Ganarás reputación


Imagínate que tu cliente ideal llega a tu página web, la cual está poco definida, tiene las imágenes pixeladas, y un mensaje contradictorio … ¿Qué hará este cliente? Exacto, se irá. Sin embargo, si la página web está correctamente definida, las imágenes trabajadas, y tiene un mensaje claro, no sólo ganarás un cliente, sino que también ganarás reputación, ya que es probable que este cliente, que te acabará contratando, te recomiende a amigos y familiares, o le enseñe tus servicios a otras personas de su entorno.
Además, tener una marca bien definida y trabajada te posicionará como experto en tu sector, lo que también te hará ganar reputación, incluso, entre la competencia.

Como lo ves, ¿empezamos a definir y trabajar tu marca personal? Nosotros creamos las emociones… ¡y tu ganas clientes!